Se acerca el momento más mágico del año. La Navidad hace su entrada triunfal en nuestro hogar a través de su típica decoración. Luces, colores, guirnaldas y el árbol de Navidad son elementos imprescindibles en esta época, pero desde Rinconete queremos mostrarte algunos otros elementos con los que conseguirás dar un toque más personal a tu hogar.

Si quieres conocer más detalles, sigue leyendo. Te contamos cómo dar la bienvenida a la Navidad en tu hogar de una forma muy original.

¡Manos a la obra!

Rincones de magia

Uno de las principales características de la decoración navideña son los árboles. Desde abetos naturales de grandes dimensiones hasta nuevas y modernas formas que emulan árboles de lo más actuales. Sea cual sea tu elección, el árbol de Navidad es imprescindible.

No olvides los grandes colores por definición de esta típica decoración: verde, rojo, dorado y plateado. En Rinconete te proponemos incorporarlos a modo de guirnaldas o bolas, aunque existen infinidad de posibilidades.

Elige un rincón especial de tu hogar, coloca el árbol y decora cada centímetro de espacio. No te centres sólo en el árbol. El suelo y los espacios colindantes con el árbol también pueden resultar geniales si se decoran acorde con el resto. Escoge una cesta de mimbre, llénala de adornos navideños y colócala junto al árbol. Conseguirás dar un toque personal y muy original a tu decoración.

¿Dejamos volar la imaginación?

Mesas y detalles

Otro de los grandes espacios a decorar en ocasiones especiales, como las cenas de Nochebuena o Fin de Año, son las mesas. Los centros de mesa y la organización de las mismas permiten numerosas combinaciones y posibilidades.

Desde Rinconete te proponemos una opción. Distribuye la mesa en función de los comensales. Elige una vajilla adecuada para la ocasión, con motivos navideños, geométricos o lisos, en tonos metálicos o neutros, como el gris, el negro o el blanco. Recuerda que, más que la vajilla, lo importante será la decoración que hagamos alrededor.

Una vez dispuestos los utensilios, es el momento de adornar la mesa. Si el color de tu vajilla es liso, vamos a optar por colores navideños para los adornos. Un mantel rojo, unas servilletas negras y elementos dorados o verdes, por ejemplo. Velas, candelabros o incluso pequeños bustos de ciervos.

¡Las posibilidades son infinitas!

Accesorios de decoración

Y para dar el toque final, los accesorios de decoración. Desde velas e iluminación hasta figuras y decoración de sobremesa. ¿Cuál eliges tú?

Coloca pequeños detalles navideños en los distintos espacios de tu hogar y consigue un toque muy personal. Muérdago, bolas de nieve, trineos, coronas de Navidad, imanes y un largo etcétera.

¡Ha llegado el momento de prepararnos para Navidad!

Pásate por Rinconete y descubre el amplio catálogo de posibilidades que ponemos a tu disposición.