Una decoración armónica del hogar no sólo se basa en el mobiliario elegido o el color de las paredes, sino que también se centra en aquellos elementos que empleamos para marcar la diferencia. En Rinconete nos gusta cuidar cada detalle, como los que sirven para vestir nuestras paredes.

¿Quieres conocer todas las posibilidades?

¡Te las contamos!

Estanterías y librerías

Una de las opciones más utilizadas, y que en Rinconete nos encanta, son las librerías y estanterías. Se trata de un recurso más que utilizado para proporcionar un aire útil y diferente a tu espacio.

Ya sea una balda o una librería de distintas formas geométricas, te servirá tanto para decorar como para almacenar libros, colocar flores, etc.

Espejos, cuadros y lienzos

Los espejos, los cuadros y los lienzos son otra gran opción para vestir tus paredes. Los cuadros y lienzos forman parte importante de la decoración de salones, habitaciones e incluso cocinas.

Los espejos, por su parte, consiguen además ampliar visualmente el espacio. Son el complemento perfecto para llenar de luz la habitación, dotándola de profundidad y estilo.

¿Con cuál te quedas? ¡En Rinconete no podemos decantarnos por uno!

Iluminación

Finalmente, la iluminación, una parte indispensable en cualquier habitación de nuestro hogar. Ya sea en el salón o en un dormitorio, las lámparas de pared se han convertido en una auténtica revolución.

Y es que no sólo garantizan los puntos de luz necesarios para dar claridad a las estancias, sino que, además, contribuyen en la decoración de las habitaciones, logrando un espacio totalmente renovado y con matices únicos que transmiten el confort tan deseado.

Si quieres más detalles sobre cómo vestir tus paredes, pásate por Rinconete. En nuestro showroom podrás comprobar el resultado de algunos de los ejemplos que te hemos explicado en este artículo.

¡Te encantarán!